Socimis comerciales: baratas, pero... ¿son atractivas?

De Interés - miércoles, 15 de mayo de 2019

Fte. Finanzas

Cómo puede acceder un particular a la inversión en centros comerciales? Hacerlo directamente, comprándose un espacio en él y poniéndolo en alquiler no es algo que se estile en estos tiempos: la multipropiedad en este tipo de establecimientos se ha quedado obsoleta, lo que tiene sentido, dado que es necesaria una gestión integral de los espacios para que tengan éxito en una coyuntura tan delicada como lo parece ésta, con internet arañando cuota de mercado y la economía enfrentándose a un serio riesgo de desaceleración global. Como alternativa, hay que delegar la gestión en profesionales e invertir en acciones concretas o en fondos de inversión que apuesten por este tipo de empresas. 

Los peligros que se ciernen sobre el sector, o esa percepción de vulnerabilidad que parece estar esquivando en España, pero que afecta seriamente a EE.UU., Reino Unido, Francia o incluso a Italia (esta semana Il Sole 24 Ore se hacía eco de los retos a los que se enfrentan también los centros comerciales del país latino, afectado por una parálisis económica que dura décadas) se están haciendo sentir en las cotizaciones de las acciones del sector, ésas que deberían ser las grandes alternativas del inversor: las de las socimis españolas y las de las grandes gestoras de centros comerciales europeas y americanas. 

Los analistas señalan sobre todo un ratio en el que se percibe la preocupación que reina sobre las compañías de centros comerciales: el precio sobre el valor neto de los activos. En todos los casos de los que hay datos disponibles cotizan con descuentos que en España oscilan entre el 20 y el 40 por ciento, mientras que en el resto del mundo alcanzan hasta el 65 por ciento. 

¿Descuentos o trampas?

Como señala Josep Monsó, de GVC Gaesco, la gran pregunta que hay que plantearse a la luz de estos ratios es si el mercado considera que el valor de los activos de estas empresas se va a depreciar o si en realidad las acciones cotizan con descuento y los inversores se encuentran ante una gran oportunidad. Y él responde que no hay que descartar ninguna de las dos respuestas: la incertidumbre manda. Por un lado, señala que parece haber interés en el mercado por los activos comerciales, debido a las interesantes rentabilidades que siguen proporcionando y que son superiores a las que da un bono.

Además, apunta que si el inversor confía en la pervivencia del sector a futuro, podría haber más valor en las acciones más baratas, aunque comprándolas también se asuma más riesgo. Monsó confiesa que no apostaría por un portfolio de activos muy estresado: quizás un descuento muy fuerte está justificado por lo que el mercado percibe en la compañía en concreto. Y en este punto es en el que aparece la otra clave del experto de GVC Gaesco: hay que preguntarse por los activos con los que cuenta cada sociedad.

Enlace al articulo

Servicios

    • Cobertura riesgo divisa
      Gestión riesgos materia prima
      Cobertura de tipos de interés
    • Políticas de gestión de riesgos
      Estrategia riesgo cero
      Gestión dinámica
    • Cuantificación del riesgo
      Valoración de estructuras
      Efectividad contable
    • Análisis económico
      Previsiones
      Tendencias

Herramientas

  • Informes y análisis Mercado, coyuntura, estrategia, ...
  • Cotizaciones e históricos Divisas, tipos de interés, bolsas, materias primas, BCE, FEB, ...
  • Calculadores Seguros de cambio, anticipos, opciones de divisa, valoración, factores de descuento, ...
  • Pronósticos Divisas, tipos de interés, indicadores económicos, materias primas, ...

Haznos tú consulta